TERMINAR CON EL NARCOTRÁFICO



Uno de los grandes desafíos que tenemos es el de TERMINAR CON EL NARCOTRÁFICO.  

El narcotráfico es un problema que nos está alterando nuestra forma de vida. Se mete con nuestros hijos, con nuestras costumbres, con nuestra capacidad de disfrutar de la vida.

Miles de personas a lo largo de todo el país nos transmiten su profunda preocupación por este tema. Por eso estamos enfrentando este problema como ningún otro gobierno lo hizo antes.

El avance del narcotráfico es la principal amenaza a la seguridad de los argentinos. Corrompe a políticos, policías, jueces y funcionarios a cambio de impunidad. Las drogas y, en especial el paco, dañan el cuerpo y el futuro de nuestros chicos, arruinando las vidas de las familias.

Los argentinos tenemos conciencia de la gravedad del problema y de lo poco que se ha hecho para solucionarlo. No nos resignamos ni aceptamos esta realidad como algo natural.

Aunque el narcotráfico ha crecido en los últimos años de manera alarmante, estamos impidiendo que se consolide. Junto con el Ministerio de Seguridad, que está secuestrando cantidades históricas de drogas constantemente, y el aporte de cada argentino, de cada padre y cada madre que cuida a su hijo todos los días para evitar que caiga en las drogas o lograr que salga de ellas, estamos dando la pelea. Y la vamos a ganar, juntos.

Queremos un país sin narcotráfico, en el que todos los chicos puedan estudiar y crecer en lugares seguros, donde se sientan cuidados y protegidos. Tenemos derecho a vivir en un país sin narcotráfico.